El Método Montessori fue desarrollado por la Doctora María Montessori a fines del siglo XIX. Una Mujer Italiana, idealista, empática, relevante que a través de la observación dio vida a este método que durante años ha encantado a muchos Países, Se base plenamente en el desarrollo de los niños (as), de su esencia y su necesidad de explorar, conocer y desenvolverse en el medio que se encuentra inserto. Este método genero grandes avances en la visión Pedagógica.


Áreas de Trabajo

ÁREA DE VIDA PRÁCTICA.

La naturaleza de los niños y niñas es participar dentro de las actividades cotidianas de los adultos. Esta área permite que desarrollen las habilidades de la vida diaria como:

- Cuidado de la persona: Peinarse, vestirse, abotonar, amarrar cordones, lavado de manos, dientes, entre otros.

- Cuidado del ambiente: Limpiar, pulir, barrer, cuidado de plantas y del establecimiento, entre otros.

- Desarrollo de las relaciones sociales: Saludar, servir, aceptar, disculparse, agradecer, entre otros.

- Movimiento: Equilibrio, caminar en la linea, juego del silencio, entre otros.


ÁREA DE LENGUAJE.

Los padres siempre demuestran gran alegría al oír la primera palabra de sus hijos y sus expresiones.

En un ambiente Montessori es fundamental la expresión lingüística. Se utiliza un vocabulario preciso, exacto para todas las actividades y presentaciones.

Nuestro propósito es dirigirnos al niño (a) a través de los canales básicos del lenguaje; Receptivo que es lo que comprendemos y el expresivo que es lo que podemos decir.

Es preciso reflexionar para comprender bien el lenguaje tiene tal importancia para la vida social que podemos considerarla como la base de la misma. Es lo que permite a los hombres unirse en grupos y naciones.

En el ambiente Montessori gran parte de los materiales buscan lograr la pronunciación correcta de las palabras, por otro lado, los materiales para el lenguaje escrito presentan al niño (a) las 29 letras del alfabeto y sus respectivos sonidos, posterior a eso, el niño (a) comienza a formar palabras y oraciones usando el alfabeto móvil, siendo esta la etapa donde el niño (a) se fascina al ver lo que logran las letras en conjunto.

ÁREA SENSORIAL.

Todo el alrededor de nuestro mundo tiene color, forma, tamaño, figuras, sonidos, sabores, olores y tacto. El niño (a) vive en un entorno lleno de sensaciones.

La Doctora María Montessori nos dice que recibimos información del mundo exterior a nuestra persona, a través de nuestros sentidos, lo que nos dicen que sucede a nuestro alrededor.

El principal propósito de los ejercicios sensoriales es que el niño (a) se entrene a si mismo hacia la observación, para así ser guiado a hacer comparaciones entre objetos, razonar, formar criterios y decidir. Por esta razón ella nos invita a ayudar a los niños y niñas a refinar sus movimientos finos y gruesos como así mismo sus sentidos.

ÁREA ARTE Y MÚSICA.

Las artes no son manejadas como materias separadas en un ambiente Montessori. En estas áreas fundamentales en que los niños y niñas fortalecen el hemisferio derecho del cerebro, desarrolla netamente la expresión y la creatividad.

Las actividades y presentaciones artísticas y músicales son vistas como medios de auto expresión, por lo tanto complementan y realzan la exploración que puede manifestar cada niño o niña.

El arte y la música son explorados sensorialmente por los niños (as) a través de grabados, escuchar música, tocar y conocer instrumentos musicales reales.

ÁREA DE MATEMÁTICAS.

En esta área, los niños y niñas cuentan con material que permite llevar de lo concreto a lo abstracto en que ayuda y facilita una mente lógica . Cuentan de manera natural con una mente matemática.

Esta área cuenta con materiales que se apoyan uno sobre otros, aumentando su complejidad de tal manera que al usarlos el niño y niña experimenta el auto-descubrimiento como parte innata de si mismos.

TRABAJANDO, GRACIAS POR SU ESPERA....